Malinalco

Malinalco es un pueblo colonial típico que ha sido designado Pueblo Mágico de la República Mexicana. Esta localizado al sur del Estado de México, a tan solo 90 kilómetros de la Ciudad de México y a 69 kilómetros de la Ciudad de Toluca. Tiene un micro-clima privilegiado, la temperatura promedio fluctúa entre los 20º y los 33ºC (68ºF a 91°F).

El Convento Agustino del siglo XVI y sus pinturas murales en grisalla, tanto del techo abovedado como de las cenefas superiores con oraciones en latín. Malinalco se compone de ocho barrios, con características  y encantos específicos. Cada barrio tiene su propia capilla, todas construidas entre los siglos XVI y XVIII, su Santo Patrón, y desde luego, su fiesta anual, organizada por el Mayordomo correspondiente. Una actividad muy disfrutable  es  caminar por las calles empedradas, comprar el pan recién horneado con leña, visitar las tiendas y galerías y comprar una nieve en Malinalli.

Realizar caminatas por veredas y senderos en el campo circundante al pueblo, es descubrir diversas plantas, el ámbar de la resina de los arboles con insectos fosilizados en su interior, las tortugas y peces en los apantles (acueductos que llevan a los campos agua de los manantiales).  

También se pueden hacer caminatas culturales. Uno de los secretos mejor guardados de Malinalco, es una zona con pinturas rupestres. Éstas están un poco escondidas, pero nativos Malinalquenses han revelado sus secretos y los pueden guiar hasta ellas.

La zona arqueológica de Malinalco es única en América por su construcción monolítica. Solamente existen 5 monumentos de este tipo en el mundo. No es considerada como una pirámide, ya que no cuenta con un cuerpo geométrico piramidal. Ser testigos en este sitio de algún solsticio o equinoccio es un privilegio.

También existe la posibilidad de practicar turismo de aventura como: tirolesa, rappel, escalada, puente Tibetano, cañonismo, parapente y bicicleta de montaña.  Para los aficionados al golf, a 15 minutos de la casa se encuentra el Club de Golf Malinalco.  

En cuanto a gastronomía se refiere, se puede escoger desde un tlacoyo de haba o frijol con Doña Carmen, hasta restaurantes con diversas especialidades culinarias, para degustar deliciosos y sofisticados platillos.

Existen varios spas cercanos, uno de ellos es el Ollinyotl y con gusto se les proporcionarán los datos de otras opciones.